La incontinencia urinaria es la salida involuntaria de orina producida cuando la presión de la vejiga es mayor que la presión de la uretra (conducto de salida de la orina al exterior).

Aunque su prevalencia aumenta con la edad, existen otros factores que causan la incontinencia urinaria como son:

  • Debilidad muscular del suelo pélvico, por alteración del músculo encargado del vaciado vesical (el músculo detrusor), por fallo en el esfínter interno o por combinación de las anteriores.
  • Número de partos.
  • Partos vaginales, sobre todo en los instrumentales (partos en los que se han tenido que utilizar instrumentos como los fórceps, ventosas, palas etc.).
  • Recién nacido de gran tamaño.
  • Obesidad.
  • Cirugías vaginales, pélvicas…
  • Enfermedades neurológicas como Ictus, Parkinson o demencias.
  • Trastornos obstructivos como cálculos, estreñimiento o incluso tumores.
  • Déficit de colágeno o de estrógenos, como ocurre por ejemplo en la menopausia.

Con todos estos factores se puede entender porqué la incontinencia urinaria es una patología más frecuente en las mujeres, aunque a partir de los 80 años la prevalencia se iguala en ambos sexos.

¿Cómo se clasifica la incontinencia urinaria?

El síntoma principal de la incontinencia urinaria es la pérdida de orina, por lo que, según como se presente esa pérdida, podemos clasificar la incontinencia urinaria de la siguiente manera:

  • Si la pérdida de orina se produce ante esfuerzos tales como un estornudo, toser, reírnos, hacer ejercicio o levantar peso hablamos de Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE).
  • Si la pérdida de orina se produce de forma repentina ante un deseo imperioso de orinar hablamos de Incontinencia Urinaria de Urgencia (IUU).
  • Si se combinan las dos anteriores hablamos de Incontinencia Urinaria Mixta.
  • Otra forma es la Incontinencia Urinaria por Rebosamiento, que se puede dar durante el día o la noche, y en la que por una debilidad del músculo de la vejiga, esta no se vacía completamente con cada micción lo que provoca que se llene antes y al máximo en la siguiente, y cuando hay un pequeño aumento de presión abdominal se produce la pérdida de orina.

¿Cuántas veces hemos visto a una mujer cruzar las piernas ante un estornudo, al toser o simplemente ante una ataque de risa decir: “ay! que se me escapa el pis”? En todas estas situaciones se produce un aumento de la presión intraabdominal, que cae directamente sobre la vejiga. Si nuestro suelo pélvico no está fuerte y tonificado para soportar esa presión, se producirá la pérdida de orina.

Por el contrario, la incontinencia urinaria de urgencia se produce ante un deseo repentino e imperioso de orinar, que no se puede controlar y al que le acompaña una contracción involuntaria del músculo detrusor de la vejiga encargado de su vaciado. Esto provoca la pérdida de orina. Al ser un deseo repentino de ganas de orinar te puede ocurrir en cualquier momento del día o incluso de la noche.

La incontinencia urinaria puede causar trastornos del sueño

Aunque todo esto no causa un problema vital tiene una afectación psicológica asociada muy importante que no debemos olvidar. La incontinencia urinaria es un problema que puede alterar tanto la calidad de vida de las pacientes que puede causar trastornos del sueño debido a la nicturia ( necesidad de levantarse a orinar por la noche frecuentemente) o a las pérdidas de orina nocturnas, tiene un efecto negativo sobre la autoestima y la autonomía de las mujeres, puede incluso haber aislamiento social debido a esa necesidad de ir constantemente al servicio y/o de cambiarse la compresa o ropa interior húmeda, depresión y/o disfunción sexual debido también a pérdida de orina durante las relaciones sexuales.

Hasta hoy día, sigue dando cierto pudor hablar de este tema ya que es un problema que “se sufre en silencio”. Pero hay que quitarse los miedos y tabúes hay gran cantidad de mujeres que padecen incontinencia urinaria. Hay que hablar de ello y buscar ayuda porque tiene solución.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies